El PALACIO DE VERSALLES: Guía, horarios, entradas, consejos y cómo llegar

Si algo se puede decir con absoluta certeza del Palacio de Versalles y de todo su Dominio, es que la visita a este lugar único en el mundo, no te dejará indiferente y la recordarás toda tu vida.

Se trata del palacio más grande y lujoso de Francia, visitado cada año por más de ocho millones de personas, lo que le convierte en el segundo monumento más visitado del país. Y, por supuesto, está declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1979. Como puedes ver, los datos hablan por sí solos.

Dónde está el Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles se encuentra en la ciudad de Versalles (Versailles), situada al suroeste de París, a apenas 20 kilómetros de su zona céntrica.

La ciudad está perfectamente comunicada, tanto por carretera como por ferrocarril con París, lo que hace del Palacio de Versalles la excursión ideal de un día desde la capital francesa.

🛌🏻 NUESTRO CONSEJO DE ALOJAMIENTO

Como lo más habitual es que te alojes en París para visitar Versalles, te aconsejo el Hôtel Paris Louvre Opéra, cercano al Museo del Louvre y con un precio razonable, para lo que es París.

Si te interesa más la zona céntrica próxima a Notre-Dame, el Hotel du College de France, situado en una calle tranquila, seguro que te interesa.

Si tienes previsto dormir en Versalles, para así poder visitar también la ciudad, o ver todo el Dominio con tranquilidad, te aconsejo el Hotel Le Louis Versailles Château – MGallery.

Si viajas desde París y te gusta la cultura, no te pierdas este post que te recomiendo.

La historia del Palacio de Versalles

Este inigualable lugar nació por orden de Luis XIV, el Rey Sol, que quería alejar la corte del bullicio de París, así como del riesgo de revueltas populares que había en la capital. Para ello planeó convertir un antiguo pabellón de caza de su padre Luis XIII, en el conjunto palaciego más suntuoso que nadie hubiera visto hasta entonces.

Los primeros trabajos comenzaron en 1661, dirigidos por el arquitecto Luis Le Vau, quien contó con el apoyo del artista jardinero André Le Nôtre y del pintor Charles Le Brun, para todo lo relacionado con la jardinería y la decoración, respectivamente. La construcción se prolongó durante casi veinte años, siendo finalizada por el arquitecto Jules Hardouin-Mansart, quien le dio su especial toque personal y distintivo.

L'Orangerie o Parterre del Naranjal de los Jardines de Versalles

El resultado final fue el de un palacio de más de 2300 habitaciones, con un diseño artístico y una calidad en su decoración, que superaron la de cualquier edificio construido hasta entonces en el mundo. 

El 6 de mayo de 1682, Luis XIV trasladó la corte a Versalles, convirtiéndose desde entonces en la capital del reino de Francia. Lo fue hasta que el 6 de octubre de 1789, fecha en que Luis XVI y su familia fueron sacados de su suntuoso palacio por los revolucionarios y trasladados a París, al Palacio de las Tullerías.

En 1837, Luis Felipe de Orleans, último rey y penúltimo monarca de Francia, lo transformó para convertirlo en el Museo de la Historia de Francia, que es hoy.

Cómo es el Palacio de Versalles

Para empezar, deberías tener claro que lo más apropiado es hablar del Dominio de Versalles (Domaine de Versailles), que está formado por:

  • El Palacio de Versalles propiamente dicho, que contiene numerosas estancias, a cada cual más espectacular.
  • El Dominio de Trianon, que es un añadido que se hizo posteriormente a la construcción del Palacio de Versalles y apartado de éste.
  • Los Jardines y Bosquetes.
  • La Galería de las Carrozas.
  • El resto de zonas de parque.

💡 SEGURO DE VIAJE

Siempre ha sido muy importante viajar con seguridad, pero hoy en día disponer de un seguro de viaje es algo totalmente imprescindible. Hay muchos países que lo piden para poder entrar, por no hablar de la tranquilidad que proporciona.

Un seguro de viaje con cobertura a todo riesgo te protegerá frente a imprevistos como robos, cancelaciones, lesiones, enfermedades…

Nosotros utilizamos siempre el seguro de MONDO y, después de haberlo tenido que utilizar en alguna ocasión, podemos recomendarlo totalmente.

💥 ¡¡OFERTA!! 💥

📣 NO DEJES PASAR ESTA OPORTUNIDAD. SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE A TRAVÉS DE NUESTRA WEB, TENDRÁS UN 5% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE 📣

Guía para visitar el Palacio de Versalles y su Dominio

A fin de que te puedas guiar por todo este inmenso conjunto, te voy a indicar todo lo que se puede ver, siguiendo el orden que me parece más lógico.

Si eres de los que les gusta que les lleven y les vayan explicando las cosas, sin complicarte la vida, puedes reservar aquí tu visita guiada al Dominio de Versalles, en español.

El Palacio de Versalles (le Château de Versailles)

Lo primero que tienes que visitar es el Palacio de Versalles, así que te recomiendo que saques la entrada para la hora más temprana posible, pues hay muchas cosas que ver.

La entrada al Palacio de Versalles se encuentra en el Patio de Honor, a la izquierda de la preciosa y deslumbrante Verja Dorada, según la ves de frente.

Verja dorada y exterior del Palacio de Versalles
Verja dorada y exterior del Palacio de Versalles

Los Apartamentos del Delfín

Como la visita comienza por la planta baja, el primer lugar al que accederás son los Apartamentos del Delfín Luis Fernando de Borbón que, aunque era hijo de Luis XV y heredero al trono, no llegó a ser rey, pues murió antes que su padre. Así pues, el trono pasó directamente de Luis XV, a su nieto Luis XVI (hijo de Luis Fernando).

No te pierdas la bonita Biblioteca en la que se retiraba a estudiar durante largas horas, así como el lujoso Gran Gabinete, en el que se entretenía con sus hermanas tocando música.

Los Apartamentos del Delfín abrieron sus puertas el pasado verano, después de llevar cerrados 10 años para su restauración. Así que, aprovecha la oportunidad para visitarlos renovados por completo.

Gran gabinete del Delfín, Palacio de Versalles
Gran gabinete del Delfín

Los Aposentos de las Hijas de Luis XV

Para continuar con la visita deberás pasar por la Galería Baja, en la que verás algunas esculturas que antes se encontraban en los jardines.

Galería Baja, Palacio de Versalles
Galería Baja

Tras pasar la galería visitarás las dependencias en las que vivían las hijas de Luis XV y hermanas del Delfín Luis Fernando de Borbón.

Se trata de un conjunto de estancias más amplio que el que le correspondía a su hermano, lo que tiene bastante lógica pues tuvo 7 hermanas.

Aposentos de las hijas de Luis XV, Palacio de Versalles
Aposentos de las hijas de Luis XV

👸 LAS HIJAS DE LUIS XV

Las hijas de Luis XV, tías de Luis XVI, ocuparon los apartamentos de forma indefinida desde su nacimiento hasta que, durante la Revolución Francesa, los revolucionarios expulsaron a Victoria y María Adelaida, que eran las únicas que quedaban con vida y que se habían mantenido solteras y sin descendencia.

Aquí podrás ver los lujosos gabinetes y cámaras de cada una de estas dos infantas, así como la Sala de los Hoquetons, donde permanecía la guardia del palacio.

Sala de los Hoquetons, Palacio de Versalles
Sala de los Hoquetons

El Apartamento del Capitán de la Guardia

Lógicamente, seguido de las dependencias de la guardia, tiene que estar el lugar donde residía de forma permanente el capitán de la guardia.

Su ubicación es de lo más estratégica, pues está situado justo debajo de las dependencias privadas del rey y al lado de la escalera por la que se accede a ellas.

Apartamento del Capitán de la Guardia, Palacio de Versalles
Apartamento del Capitán de la Guardia

Junto al apartamento del Capitán de la Guardia, María Antonieta mandó instalar un pequeño aposento para poder estar más cerca de sus hijos.

Pequeño aposento de Maria Antonieta, Palacio de Versalles
Pequeño aposento de Maria Antonieta

Desde esta zona se sale al Patio Real, que es el recinto delimitado por el palacio y la verja dorada, para seguir la visita por la Galería de la Historia del Palacio.

Las Salas Luis XIV

La visita discurre ahora por la planta primera, que estaba pensada para ser dedicada casi en exclusiva al disfrute personal del rey y su familia.

En el ala norte es donde se encontraban las estancias para el disfrute de la familia real, sucediéndose, una tras otra, multitud de salas de exquisita decoración en la que se pueden ver una innumerable cantidad de obras de arte de los mejores artistas de la época.

En realidad, estas salas fueron ocupadas por todos los reyes que pasaron por Versalles, pero cuando Luis Felipe de Orleans decidió abrir el palacio al público, se centró casi en exclusiva en el reinado Luis XIV, con una ambientación que sigue la cronología de su vida y sus momentos más importantes.

Edificio central del Palacio de Versalles
Edificio central del Palacio de Versalles

Los Grandes Aposentos del Rey

Los grandes aposentos ocupan prácticamente toda la primera planta del cuerpo central del edificio, siendo la zona donde se desarrollaba la vida íntima de la familia real. En realidad, se trata de dos partes, una dedicada al rey y otra a la reina, separadas ambas por la Galería de los Espejos.

Vestíbulo superior de la Capilla del Palacio de Versalles
Vestíbulo superior de la Capilla

La visita comienza por la parte dedicada al rey, donde podrás ver la increíble Capilla desde el vestíbulo superior, pasando después por el Salón de Hércules, que es el primero de una serie de salas con nombre de dioses y héroes mitológicos, que tiene un techo excepcional.

El Salón de Mercurio era un dormitorio en el que se celebraban unas ceremonias públicas, que consistían en observar al rey despertarse y acostarse.

Salón de Mercurio, Palacio de Versalles
Salón de Mercurio

El Salón de Apolo era la sala destinada al trono, sirviendo también de salón de baile en las veladas más animadas.

Salón de Apolo, Palacio de Versalles
Salón de Apolo

La Galería de los Espejos

Sin duda, la inigualable Galería de los Espejos es el momento culmen de la visita al Palacio de Versalles, pues por sí sola justifica la visita.

Galería de los Espejos, Palacio de Versalles
Galería de los Espejos

En principio fue una amplia terraza descubierta, que como no resultaba muy práctica, fue cerrada y convertida en una sala simétrica a ambos lados. Su diseño está absolutamente logrado, pues gracias al juego de luces que forman los espejos que la recubren, crean una sala absolutamente espectacular.

Era el lugar favorito de Luis XIV para socializar y demostrar que en ese momento era uno de los monarcas más poderosos del mundo. De hecho, la bóveda pintada por Le Brun ilustra los éxitos de Luis XIV.

Bóveda de la Galería de los Espejos, Palacio de Versalles
Bóveda de la Galería de los Espejos

🧐 UN DATO HISTÓRICO

El momento más importante de la Galería de los Espejos en la historia reciente, tuvo lugar el 28 de junio de 1919, cuando en esta sala se firmó el Tratado de Versalles que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

Los Grandes Aposentos de la Reina

De manera simétrica a la parte destinada a servir de aposentos del rey, al otro lado de la Galería de los Espejos, se encuentran los Grandes Aposentos de la Reina, con salones tan importantes como el Salón de la Paz, destinado a música y juegos; la Antecámara del Gran Cubierto, que servía de comedor real; o la Cámara de la Reina.

Cámara de la Reina, Palacio de Versalles
Cámara de la Reina

LA VIDA PÚBLICA DE LA REINA

Ser reina de Francia también tenía su parte negativa. Y si no, a ver que piensas cuando sepas que la función principal de la Cámara de la Reina era servir de lugar en el que la reina diera a luz, ¡en público! 😲.

La Sala de la coronación y la Galería de las Batallas

Ya te he comentado que Luis Felipe de Orleans quiso que el Palacio de Versalles se convirtiese en un museo que recogiese la historia de Francia. A partir de este punto de la visita, es donde se plasma esta idea de forma más clara.

La última parte del recorrido por la primera planta, finaliza recorriendo varios salones de los que destacan la enorme Sala de la Coronación, hoy dedicada a ensalzar la figura de Napoleón Bonaparte.

Sala de la Coronación, Palacio de Versalles
Sala de la Coronación

Y, la Galería de las Batallas, que es una pinacoteca que en 33 cuadros recoge todas las batallas en las que Francia salió victoriosa, desde el año 496 al 1809.

Galería de las Batallas, Palacio de Versalles
Galería de las Batallas

Las Salas del Imperio

Te toca descender a la planta baja para recorrer las Salas del Imperio, donde Luis Felipe de Orleans decidió colocar multitud de cuadros que honrasen la memoria de Napoleón Bonaparte.

Aquí podrás hacer un recorrido visual por una de las épocas más gloriosas de la historia de Francia, finalizando en la Sala del Marengo, que contiene los cuadros más grandes y espectaculares.

La visita finaliza recorriendo una larga galería llena de estatuas de franceses ilustres.

Los Jardines y Bosquetes

Y después de tanta arquitectura, esculturas, cuadros y salones, toca respirar aire fresco y pasear por los parques, jardines, bosquetes, fuentes y estanques de Versalles que dejan con la boca abierta a cualquiera.

Jardines y Palacio de Versalles
Jardines y Palacio de Versalles

Todos ellos se encuentran frente a la fachada trasera del Palacio de Versalles y ocupan una finca de dimensiones descomunales. Para que te hagas una idea, te diré que de las aproximadamente 850 hectáreas que abarca actualmente el Dominio de Versalles, todo es parque salvo las superficies ocupadas por edificios, estanques y fuentes y las 77 hectáreas que corresponden a jardines y bosquetes.

😲 ¡ALUCINA!

Si esa superficie te parece grande, alucina al saber que, antes de la Revolución Francesa, el Dominio de Versalles ocupaba 8000 hectáreas, diez veces más que hoy.

Los Jardines

Los jardines se encuentran frente a la fachada trasera del Palacio de Versalles, nada más salir de este y a su misma cota.

Tienen ese aspecto tan exquisitamente cuidado y elaborado, con una geometría perfecta, que ha dado lugar a la denominación genérica de jardín francés.

También hay unos jardines similares a estos, tanto en tamaño como en espectacularidad, en los palacetes del Trianon, de los que te hablaré más adelante.

Los Bosquetes

Ocupan la zona baja que queda entre la gran escalera de los jardines del Palacio de Versalles y el Estanque de Apolo.

Son 14 masas vegetales de arbolado, cuyo interior es diferente en cada una de ellas y es toda una sorpresa descubrir.

Tienen nombres tan evocadores como bosquete del arco del triunfo, bosquete del obelisco, bosquete de la estrella, bosquete de los baños de Apolo o bosquete de Encélado, y en su interior descubrirás laberintos, fuentes, cascadas, graderíos para espectáculos, columnatas, estanques,… No te los pierdas, porque son realmente espectaculares.

Bosquete del Delfín, Jardines de Versalles
Bosquete del Delfín

Separando la zona de los bosquetes en dos partes, se encuentra la Alfombra Verde, un inmenso parterre de césped que hace de eje de toda la zona ajardinada y que permite ver el Gran Canal desde el mismo Palacio de Versalles.

Las Fuentes y Estanques

Hay 55 fuentes y estanques a todo lo largo del Dominio de Versalles, por lo que se puede decir que el agua es el protagonista de Versalles. Ante semejante cantidad, tendrás que centrarte en los imprescindibles.

El Estanque de Latona es uno de los más famosos de Versalles y de los primeros que verás al salir del Palacio. Representa a la diosa Latona y sus hijos Diana y Apolo.

Estanque de Latona, Palacio de Versalles
Estanque de Latona

El estanque más grande de todos es el Gran Canal, con forma de cruz cuyos brazos superan el kilómetro de largo y los 60 metros de anchura. Es navegable y en su época disponía de barcos para el disfrute del rey y los cortesanos. Ahora puedes ser tu quien disfrute de un agradable paseo en alguna de las barcas a remo que se alquilan.

Barcas en el Gran Canal de Versalles
Barcas en el Gran Canal de Versalles

Aunque el Estanque de Neptuno está un poco a desmano, en un lateral de los jardines, no te pierdas la visita a esta fuente de casi 100 juegos y chorros de agua.

Pero sin duda, el más bonito y fotogénico de todos es el Estanque de Apolo, situado entre la Alfombra Verde y el Gran Canal. Cuenta con un juego de agua realmente genial y un conjunto escultórico de color dorado que es toda una obra de arte.

Estanque de Apolo, Palacio de Versalles
Estanque de Apolo

🤓 EL AGUA Y EL PALACIO DE VERSALLES

A pesar de que el agua es el protagonista absoluto de Versalles, pues sin ella no existirían sus increíbles fuentes, estanques o jardines, llevarla hasta allí supuso adoptar soluciones técnicas nunca vistas hasta entonces, pues en la zona no había ningún cauce natural de importancia para aportar el caudal de agua que se necesitaba.

Sus constructores tuvieron que ingeniárselas para conducir y bombear el agua desde el río Sena, ¡a más de 7 kilómetros de distancia en línea recta! y, construir 32 kilómetros de canalizaciones internas en el Dominio de Versalles para distribuirla.

Es importante que sepas que no todos los días funcionan las fuentes ni hay ambientación con música clásica en los jardines, pues sólo lo hacen en los llamados días de “grandes aguas y jardines musicales”. Más adelante te indico cuáles son esos días para que puedas programar tu visita en uno de ellos.

📱 INTERNET EN FRANCIA

Si necesitas conexión a internet en tu viaje a Francia, de todas las alternativas que conozco, la más barata y la que menos problemas da, es la tarjeta eSIM de datos de Holafly. Es una tarjeta virtual, con la que tendrás internet para poder comunicarte con los tuyos y utilizar las aplicaciones que necesitas para tu viaje, que se instala tan sólo escaneando un código QR. Si quieres comprar esta eSIM para tu viaje puedes hacerlo a través de este enlace. Por ser nuestro/a lector/a tienes un 5% de descuento al entrar desde ese enlace.

El Dominio de Trianon

Una vez que hayas recorrido los jardines y bosquetes próximos al Palacio de Versalles, te toca ir hasta el Dominio de Trianon. Para ello, lo mejor es que vayas al punto del Gran Canal en el que alquilan las barcas y tomes la avenida que atraviesa el parque y finaliza en una plaza en la que se encuentra el Gran Trianon.

El Dominio de Trianon lo forman tres partes bien diferenciadas: El Gran Trianon, El Pequeño Trianon y la Aldea de la Reina.

El Gran Trianon (Le Grand Trianon)

El Gran Trianon fue el primer palacio del Dominio de Trianon que se construyó. Lo mandó hacer Luis XIV a finales del siglo XVII, para ser una zona privada de retiro, que le permitiese alejarse de la estricta corte en que se acabó convirtiendo Versalles con el tiempo.

Cámara de la Emperatriz, Gran Trianon, Palacio de Versalles
Cámara de la Emperatriz del Gran Trianon

También se le conoce como Trianon de Marmol y es un palacio “pequeño” comparado con el Palacio de Versalles, aunque como te imaginarás, cuenta con multitud de estancias y salones ricamente decorados.

Una de las zonas más bonitas del Gran Trianon es el Peristilo, que da al patio y los jardines y comunica las dos alas que componen el edificio. Desde aquí se dominan los Jardines del Trianon y se puede comenzar la visita por todos ellos. Aunque merece la pena echarles un vistazo, no te entretengas demasiado porque todavía queda mucha visita.

Peristilo del Gran Trianon, Palacio de Versalles
Peristilo del Gran Trianon

El Pequeño Trianon (Le Petit Trianon)

Cerca del Gran Trianon está el Pequeño Trianon, un palacete más pequeño que el anterior y menos lujoso, mandado hacer por Luis XV.

Aunque es mucho más pequeño, lo que más llama la atención de él su estilo arquitectónico neoclásico y su bonito jardín.

Petit Trianon, Palacio de Versalles
Pequeño Trianon

LAS PROPIETARIAS DEL PEQUEÑO TRIANON

Luis XV fue un rey muy mujeriego que tuvo 15 amantes (las llamaban favoritas, que es más disimulado), por lo que no te extrañará saber que mandó construir el Pequeño Trianon para regalárselo a su favorita, Madame de Pompadour. El problema es que cuando se acabó el edificio, ésta ya había fallecido, así que el rey se lo regaló a Madame du Barry, su nueva favorita sustituta.

Más tarde, Luis XVI, que no tuvo ninguna amante, se lo regaló a su esposa María Antonieta.

La Aldea de la Reina (Le Hameau de la Reine)

A un lado del Pequeño Trianon y por una pequeña puerta, se accede a una parcela arbolada bastante grande, en uno de cuyos extremos está la Aldea de la Reina. Para llegar hasta ella hay que seguir un camino que te irá llevando por un auténtico jardín botánico, con algunos árboles de dimensiones descomunales, como una secuoya gigante que fue la primera plantada en Francia.

Hay muchos visitantes que no llegan hasta la Aldea de la Reina, lo que es todo un error, pues es uno de los lugares más bonitos de la visita. A mí me recordaba a las casitas de Disneyland Paris.

La Casa de la Reina, Aldea de la Reina, Palacio de Versalles
La Casa de la Reina

Se trata de una aldea de diseño encargada al arquitecto Richard Mique, formada por diez casitas situadas al borde de un lago. Fue mandada construir por la reina María Antonieta en 1783, para ser su zona de refugio particular. La aldea tenía de todo: embarcadero, molino, palomar, granero, lechería, huertos, granja con animales, etc., para que así la reina fingiese ser una campesina, cuando le apeteciese.

Casa del Guarda en la Aldea de la Reina, Palacio de Versalles
Casa del Guarda de la Aldea de la Reina

La Galería de las Carrozas

La Galería de las Carrozas queda fuera del Palacio de Versalles, en un edificio situado frente a la entrada principal, al otro lado del aparcamiento de la Plaza de Armas.

Básicamente es un museo de carrozas, que recoge una de las colecciones más importantes de Europa.

Galería de las Carrozas, Palacio de Versalles
Galería de las Carrozas

Como todo lo que hay en Versalles, es bastante bonito y curioso, aunque con la gran cantidad de cosas que hay que ver quizá sea la parte más prescindible, si andas justo de tiempo.

Entradas, precios y horarios para visitar el Palacio de Versalles

Ahora que ya tienes una idea de todas las partes que componen el Dominio de Versalles, podrás entender mejor los tipos de entradas que hay y las partes visitables a las que accedes con cada una de ellas.

TEN EN CUENTA ESTOS DATOS, PUES SON MUY IMPORTANTES

  • La temporada baja es de noviembre a marzo.
  • La temporada alta es de abril a octubre.
  • Se consideran días de grandes aguas y jardines musicales, todos los días de temporada alta, salvo los lunes y miércoles.

Cuánto cuesta la entrada al Palacio de Versalles

La entrada ordinaria, que te da acceso a todos los lugares sin limitaciones, es la llamada passeport, que cuesta 21,50 €, o 28,50 € si ese día es de grandes aguas y jardines musicales.

Con la entrada tienes la opción de una audioguía en varios idiomas, español incluido. En temporada alta es imprescindible comprar la entrada online con anticipación, si no te quieres quedar sin entrar.

Esta entrada ordinaria es gratuita para todos los menores de 18 años y para los menores de 26 años residentes en la Unión Europea, excepto si es día de grandes aguas y jardines musicales y quieres incluir los jardines en tu visita, pues en ese caso tendrás que pagar 10 €.

Pagando 10 € más con la entrada ordinaria, podrás tener una visita guiada de hora y media de duración (en francés) que va por sitios del Palacio de Versalles por los que no se accede con la visita normal. Después de esta visita, podrás realizar por libre la visita ordinaria al palacio.

Es muy importante que tengas en cuenta que, con la entrada, te indican la hora de visita al Palacio de Versalles que te corresponde, por lo que te recomiendo comprar la entrada con antelación para tener un buen horario. La visita al Dominio de Trianon y a los jardines es por libre y puedes hacerla cuando quieras, dentro del horario de apertura y cierre.

Si dispones del Paris Museum Pass, puedes entrar gratis al Palacio de Versalles, al Dominio de Trianon y a los Jardines. La única excepción es que, si es día de grandes aguas y jardines musicales, tienes que pagar 10 € para entrar a los jardines.

Si vas justo de tiempo y tienes claro que no vas a poder ver todo, también puedes hacer visitas parciales con los precios siguientes:

  • El acceso a los Jardines y Bosquetes siempre es gratuito, salvo los días de grandes aguas y jardines musicales, que cuesta 10 €.
  • Sólo Palacio de Versalles y Galería de las Carrozas, a un precio de 19,50 €.
  • Sólo Dominio de Trianon y Galería de las Carrozas, a un precio de 12,00 €.

SOBRE LOS PRECIOS

Todos los precios que te he dado están actualizados a enero de 2023, por lo que, con la que está cayendo, seguro que con el tiempo sufren alguna variación al alza.

Cuál es el horario del Palacio de Versalles

Los horarios para las visitas son los que te indico a continuación. Ten en cuenta que media hora antes de finalizar el horario, ya no se puede entrar a ninguna de las dependencias.

  • Palacio de Versalles: de 9:00 a 17:30 h en temporada baja y, de 9:00 a 18:30 h en temporada alta.
  • Jardines: de 8:00 a 18:00 h en temporada baja y, de 8:00 a 20:30 h en temporada alta.
  • Trianon: de 12:00 a 17:30 h en temporada baja y, de 12:00 a 18:30 h en temporada alta.
  • Galería de las Carrozas: de 12:30 a 17:30 h en temporada baja, y de 12:30 a 17:30 h en temporada alta.
  • Parque: de 8:00 a 18:00 h en temporada baja, y de 7:00 a 20:30 h en temporada alta.

Qué días no abre el Palacio de Versalles

El parque en general, incluidos los jardines y bosquetes, abren todos los días. No ocurre lo mismo con el Palacio de Versalles y el Dominio de Trianon, que cierran los lunes, de forma similar a como es habitual en España.

Los únicos días festivos que encontrarás Versalles cerrado son los días 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Palacio de Versalles desde el Parterre del Naranjal

Cómo llegar a Versalles desde París

Si vas en transporte público desde París, que es lo más habitual, hay montones de combinaciones diferentes de metro y tren. Mi consejo es que visites la página web de Transilien o de SNCF Connect y selecciones la estación de tren o metro desde la que quieres partir, poniendo como estación de llegada Versailles Château Rive Gauche, que está a 10 minutos a pie del Palacio de Versalles.

Para llegar en tren o metro puedes utilizar las tarjetas Navigo, Mobilis o Paris Visite que incluyan las zonas 1 a 4. Si dispones del Ticket T+ tienes que saber que no es válido para llegar a Versalles desde París. Si necesitas más información sobre el transporte en París y los diferentes tipos de billetes, te aconsejo leer nuestro post de consejos para viajar a París.

Otra forma de ir hasta Versalles y visitarlo, es apuntándote a esta excursión en tren al Palacio de Versalles, con guía incluido.

O la misma opción, pero en autobús.

Dónde aparcar en Versalles

Si vas a ir en coche, mi consejo es que tires de navegador para llegar hasta la Plaza de Armas del Palacio de Versalles y dejes el coche en el aparcamiento que hay allí. La Plaza de Armas, es la que está situada justo frente a la entrada del Palacio Versalles y fuera de la zona vallada.

Si llegas pronto, no te costará encontrar aparcamiento. Te advierto que es de pago y no es barato (a nosotros nos cobraron casi 30 € por todo el día), pero ten en cuenta que no es fácil aparcar cerca del Palacio ni en la ciudad.

Unos consejos para tu visita al Palacio de Versalles

Después de nuestra experiencia viajera, te vendrán bien los siguientes consejos para hacerte la visita más fácil, que puedes complementar con estos otros consejos para viajar a París, si vienes desde la capital francesa.

Qué visitar primero en Versalles

El primer consejo y más importante, es el de que compres las entradas online, con bastante antelación, y selecciones la hora de visita al palacio lo antes posible. Ten en cuenta que las entradas se agotan pronto, sobre todo en temporada alta.

Y por supuesto, lo primero de todo que tienes que ver es el Palacio de Versalles. Como media hora antes de que te corresponda entrar en él, ya se puede hacer cola en la parte izquierda del Patio de Honor (el que queda después de pasar la primera verja), que es por donde entrarás al palacio.

Cuánto tiempo se tarda en ver el Palacio de Versalles

Independientemente de las paradas para comer, descansar o desplazamientos internos para ir de un sitio a otro, los tiempos aproximados para ver cada una de las partes de Versalles, serían los siguientes:

  • Palacio de Versalles: 2 horas.
  • Jardines y Bosquetes: 2 horas, como mínimo.
  • Gran Trianon y Pequeño Trianon: 1 hora y media. 2 horas si te das una vuelta por los jardines.
  • Aldea de la Reina: 1 hora y media.

La visita que te he descrito está pensada para hacerla en un día largo, que es el tiempo que le dedica la mayoría de la gente, aunque también daría para dos días si quisieras verlo todo con más detalle, o si la visita la haces cuando los días son más cortos.

Cuándo conviene ir a Versalles

Ya has visto que los tiempos de visita son largos, así que mi consejo es que la hagas de finales de primavera a primeros de otoño, aprovechando los días más largos del año, ya que de lo contrario no te dará tiempo a verlo todo.

Llevando gorra y protección solar, no veo ningún problema en hacer la visita en pleno verano, pues Versalles no es Sevilla y el calor es bastante soportable.

¿Cuándo es gratis el Palacio de Versalles?

Si tienes disponibilidad y puedes ir en cualquier fecha, ten en cuenta que puedes visitar gratis el Dominio de Versalles los primeros domingos de cada mes, desde noviembre a marzo.

Cómo moverse dentro de Versalles

La mayoría de la gente se mueve por el Dominio de Versalles a pie, pues es lo más barato y práctico, así que lleva calzado cómodo, gorra, agua, y muchas ganas de andar.

SI VAS CON SILLITA DE NIÑOS

No olvides que no dejan entrar con sillitas de niño al interior del Palacio de Versalles o los dos palacetes del Trianon, por lo que tendrás que dejarla a la entrada y tirar de brazos o mochila. Sí se pueden llevar sillitas por los espacios abiertos, que por otro lado son fácilmente accesibles.

Hay mucho que ver, así que, si quieres verlo todo, organízate el tiempo sin perderlo en exceso.

Si llegas pronto y hay disponibilidad y, no tienes ganas de andar mucho, existe la posibilidad de alquilar un vehículo eléctrico para cuatro personas, por el “módico” precio de 30 € la hora. Nosotros no lo cogimos y aun así pudimos verlo todo sin problema, aunque también te diré que nos daba envidia ver a los privilegiados que llevaban los cochecitos y se movían con ellos por todos los sitios.

Hay una opción más económica para ir desde el Palacio de Versalles hasta el Trianon (600 metros), que es tomar un trenecito que te lleva por 7€, ida y vuelta. A mí me pareció un poco caro.

También puedes hacer un paseo en barca por el Gran Canal. Nosotros lo hicimos y lo pasamos genial.

Dónde comer en el Palacio de Versalles

Con respecto a la comida, dentro del palacio hay tres restaurantes para comer:

  • Angelina, este famoso restaurante de París, también tiene un establecimiento en Versalles. Puedes llegar hasta él desde el Patio Real o al final del recorrido de los Grandes Apartamentos.
  • El Grand Café d’Orléans que se encuentra en el Pabellón de Orleans.
  • El Restaurante Ore, que se encuentra en el Pabellón Dufour.

Son bastante caros, así que si quieres algo más económico encontrarás una tienda de bocadillos en el Patio de Honor, cerca del punto por el que se accede al Palacio de Versalles. Aún así tampoco es muy barata ni de gran calidad, así que te aconsejo que te lleves bocadillos y hagas picnic por la zona del Gran Canal, que es donde está autorizado.

También encontrarás otros restaurantes, cafeterías y puestos de helados en los jardines y en los palacios del Trianón.

Por cierto, hay aseos públicos distribuidos por los jardines y los edificios, así que no sufras por ese tema.

Más información para tu visita a París

SUSCRÍBETE A NUESTRA WEB

No te pierdas nuestras novedades - ¡ES GRATIS!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

HOTELES

Busca, compara los precios y reserva en hoteles y apartamentos de toda Francia. Desde alojamientos sencillos, hasta hoteles de lujo.

EXCURSIONES Y TOURS

Reserva una excursión o una visita guiada para completar tu viaje. Aquí tienes las mejores excursiones y tours por toda Francia y en español.

BILLETES DE AVIÓN

Si necesitas reservar un vuelo para tu viaje a Francia, aquí tienes el comparador de tarifas aéreas que nosotros utilizamos, para que obtengas la mejor oferta.

EXPERIENCIAS VIAJERAS

Reserva alguna de las mejores experiencias para descubrir tu nuevo destino en Francia: tours, atracciones, monumentos, visitas guiadas...

FREE TOURS

Para un primer acercamiento a tu nuevo destino, es una buena idea realizar un free tour con un guía local, que te lo mostrará de una forma divertida.

COCHES DE ALQUILER

Si quieres recorrer Francia por tu cuenta, a través de un road trip, aquí tienes el comparador de tarifas de coches de alquiler que a nosotros nos gusta más.