10 Lugares increíbles que ver en la BRETAÑA FRANCESA

Hay miles de lugares que ver en la Bretaña francesa. Pequeñas ciudades medievales que han permanecido congeladas en el tiempo, pueblos de granito inmersos en un entorno natural espectacular, bosques encantados y una costa salvaje de leyenda.

La Bretaña francesa es un auténtico paraíso para los amantes del mar, ya que cuenta con casi 3.000 km de costa y miles de islas e islotes. Y también cuenta con una cantidad enorme de playas preciosas. Pero Bretaña no se limita a sus costas, su interior está repleto de un patrimonio natural, arquitectónico, cultural y gastronómico asombroso.

Comprobarás que la Bretaña tiene un poder magnético que te hará querer volver, para ver más y más cosas.

Como es tan difícil hacer una selección de los mejores lugares para visitar en la Bretaña francesa, hemos hecho una pequeña selección de nuestros favoritos, aunque hay muchos más.

Mapa de lugares que ver en la Bretaña francesa

Los mejores sitios que ver en la Bretaña francesa

Rennes

En 1720, un incendio destruyó la mayor parte de la ciudad de Rennes, la capital de Bretaña. Y Jacques Gabriel, arquitecto del rey Luis XV, fue el encargado de la reconstrucción de la ciudad. Este arquitecto desarrolló un plan urbano geométrico, en forma de cuadrícula, que no se había visto en esa época. También construyó el ayuntamiento y el magnífico Parlamento de Bretaña, así como algunas mansiones privadas que le dan a Rennes un aire muy «versallesco«.

Casas con entramado de madera de Rennes, que ver en la Bretaña francesa
Casas con entramado de madera de Rennes

Junto a este elegante estilo de edificios de piedra, podrás ver casi 300 casas con entramado de madera de colores. Se encuentran en el centro de Rennes, sobre todo en la calle Saint-Georges y en la calle Saint-Michel, esta última repleta de bares.

Si quieres conocer Rennes de la mano de un guía profesional, puedes reservar tu visita aquí:

Saint-Malo

Conocida como la ciudad corsaria, Saint-Malo es una ciudad de aventureros. Fue una fortaleza inexpugnable en el pasado y ha sido hogar de marineros y corsarios y, tierra de ilustres escritores, como Chateaubriand.

Fue creada por un monje galés llamado Mac Low en el siglo VI y es la segunda ciudad de Ille-et-Vilaine, después de Rennes.

Paseando por su casco antiguo, rodeado de murallas, te sumergirás en la historia de la ciudad corsaria a lo largo de sus calles empedradas. Aunque el 80% de la ciudad fue destruida durante los bombardeos de la II Guerra Mundial, ha sido reconstruida de forma casi idéntica.

Saint-Malo, que ver en la Bretaña francesa
Saint-Malo

Puedes caminar sobre las murallas y desde allí tendrás unas vistas increíbles del puerto, de la ciudad de Dinard, de las bonitas playas de Môle y Bon Secours con su piscina marina, así como de las islas de Grand Bé y Petit Bé.

Aprovecha tu visita para comer una crêpe o una galette, acompañada de sidra del valle del Rance.

Saint-Malo es, sin duda, una de las ciudades imprescindibles que ver en la Bretaña francesa.

Si te gusta el mundo submarino, no te pierdas el Grand Aquarium de Saint-Malo, una visita muy interesante en la que podrás contemplar cientos de especies marinas, ver cómo es el interior de un submarino y disfrutar de la experiencia de descender hasta lo más profundo del océano, a través de un simulador. Hay límite de aforo, así que lo mejor es que reserves tu entrada anticipadamente. Aquí puedes hacerlo:

Dinan

Esta antigua ciudad medieval rodeada por murallas, domina el río Rance. En Dinan, viajarás a la época de los duques de Bretaña y de Bertrand Duguesclin, que protegió la ciudad de las invasiones inglesas.

El epicentro de la ciudad es la Place des Merciers y desde ella parten las antiguas calles empedradas, con sus casas de entramado de madera del siglo XV. No te pierdas la visita de la Tour de l’Horloge (Torre del reloj), de la basílica Saint-Sauveur, de influencia oriental-bizantina, y del Castillo de los duques de Bretaña.

Puerto del Rance de Dinan, que ver en la Bretaña francesa
Puerto del Rance de Dinan

Descendiendo por la calle de Jerzual, la más famosa de Dinan, llegarás hasta el puerto del Rance, un lugar ideal para tomar una copa junto al agua o alquilar un barco para dar un paseo por el río.

💡 SEGURO DE VIAJE

Siempre ha sido muy importante viajar con seguridad, pero hoy en día disponer de un seguro de viaje es algo totalmente imprescindible. Hay muchos países que lo piden para poder entrar, por no hablar de la tranquilidad que proporciona.

Un seguro de viaje con cobertura a todo riesgo te protegerá frente a imprevistos como robos, cancelaciones, lesiones, enfermedades…

Nosotros utilizamos siempre el seguro de MONDO y, después de haberlo tenido que utilizar en alguna ocasión, podemos recomendarlo totalmente.

💥 ¡¡OFERTA!! 💥

📣 NO DEJES PASAR ESTA OPORTUNIDAD. SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE A TRAVÉS DE NUESTRA WEB, TENDRÁS UN 5% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE 📣

El bosque de Broceliande

El interior de Bretaña está lleno de leyendas y el bosque de Broceliande es el epicentro de todas ellas. La leyenda dice que este mítico bosque de 9.000 hectáreas es el lugar donde el Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda partieron en busca del Grial. Por eso, aquí siguen vivas las leyendas del hada Viviane, del rey Arturo, del mago Merlín y del caballero Lancelot.

El bosque de Broceliande se encuentra a media hora al oeste de Rennes, en Morbihan. Comienza a las puertas del bonito pueblo de Paimpont y continúa al borde del estanque de Comper y su castillo. Te aconsejo comenzar la visita en el museo interactivo de Paimpont, denominado “La Puerta de los Secretos” (La Porte des Secrets), antes de adentrarte en el bosque.

Val-sans-retour del Bosque de Broceliande, que ver en la Bretaña francesa
Val-sans-retour del Bosque de Broceliande

Pasarás junto a árboles centenarios, arroyos de agua cristalina, lagos tranquilos, fuentes curativas y algunos lugares mágicos, como la tumba de Merlín, el Val-sans-retour,(el valle sin retorno), la Fuente de la Juventud, la enigmática capilla del Grial en Téhorenteuc , el roble de Guillotin o el Espejo de las Hadas. Tal vez la famosa Morgana aparezca por allí.

🛏 DÓNDE DORMIR EN LA BRETAÑA FRANCESA

Si quieres visitar todos estos lugares, te aconsejo buscar alojamiento, por lo menos, en dos localizaciones.

En la zona este de la Bretaña, te aconsejo alojarte en Rennes. Mi recomendación en esta ciudad es el Balthazar Hotel & Spa – MGallery by Sofitel. Un hotel moderno con habitaciones espaciosas y cómodas que cuenta, además, con spa y una terraza en la parte superior.

Otro hotel de Rennes, muy recomendable, que me encanta por su originalidad es Le Magic Hall, cuyas habitaciones están decoradas siguiendo una temática de cine, danza, teatro o música.

Para visitar la zona oeste de la Bretaña, te recomendamos buscar alojamiento en Quimper, que también es una ciudad preciosa, que merece mucho la pena conocer. En Quimper mi recomendación es el Escale Oceania Quimper Centre, ya que es de los pocos hoteles que se encuentran en pleno centro de Quimper y desde el que puedes recorrer toda la ciudad a pie.

Si no te importa alojarte algo más lejos, una buena opción es el Oceania Quimper, de la misma cadena que el anterior, pero con algo más de nivel.

Rochefort-en-Terre

Clasificado como uno de los pueblos más bonitos de Francia, al igual que Locronan, este pequeño pueblo de Morbihan es una auténtica joya rodeada de naturaleza. Fue construido sobre un espolón rocoso, dominando el valle de Gueuzon, un paisaje que alterna bosques, barrancos y rocas.

Su buen estado de conservación se debe a dos benefactores : Ana de Bretaña y el pintor Alfred Klots, este ya en el siglo XX. Enamorado de Rochefort-en-Terre, este pintor estadounidense invirtió su fortuna en arreglar el castillo del siglo XII y fomentó muchas iniciativas turísticas, como el primer concurso de escaparates con flores.

Rochefort-en-Terre, que ver en la Bretaña francesa
Rochefort-en-Terre

Si visitas Rochefort-en-Terre en primavera, verás todos sus rincones repletos de geranios y otras flores. Y a finales de año, al igual que Locronan, el pueblo se ilumina con luces doradas para convertirse en un lugar mágico.

Los menhires y dólmenes de Carnac

La Bretaña francesa está repleta de dólmenes y menhires. Seguramente lo primero que te viene a la mente al ver los menhires es la figura de Obélix y, es que como tierra celta esta es una de las características de Bretaña.

Si tienes buen ojo, los verás en los campos, en los caminos o en los cruces. Pero a menudo están aislados, mientras que en Carnac, en el sur de Morbihan, te espera un auténtico festival de más de 3.000 menhires.

Carnac, que ver en la Bretaña francesa
Carnac

Si las alineaciones de Carnac figuran entre las cosas que hay que ver en la Bretaña francesa, es porque son mundialmente famosas. Estas enigmáticas rocas fueron erigidas y alineadas entre el 6.000 y el 2.000 a.C.

Los encontrarás en cuatro lugares de Carnac: Le Ménec, Kermario, Kerlascan y Le Petit Ménec. Caminar entre las alineaciones megalíticas y tocar las piedras tiene algo de místico, así que tómate tu tiempo para pasear por los campos de menhires de Carnac.

Belle-Île-en-Mer

Una de las cosas que tienes que ver en la Bretaña francesa es alguna de sus cientos de islas. Belle-Île-en-Mer es la mayor de las islas bretonas, es como una Noruega en miniatura, con fiordos y fotogénicos puertos pesqueros con casas de coloridas fachadas.

La diversidad de sus paisajes es increíble, encontrarás desde acantilados escarpados de granito, a calas resguardadas, playas salvajes de arena suave, páramos de brezo o valles boscosos.

Belle-Île-en-Mer, que ver en la Bretaña francesa
Belle-Île-en-Mer

Merece la pena pasar varios días en esta bonita isla, que es conocida por sus actividades náuticas (vela, kayak…) pero también por sus lugares de buceo como Basse du Palais o Cochon, en la famosa Pointe des Poulains. Además, está rodeada por un sendero costero de 100 kilómetros, por lo que es ideal para practicar senderismo

Locronan

Locronan es, sin duda, uno de los lugares que tienes que ver en la Bretaña francesa. Se encuentra cerca de Quimper y reúne todos los elementos que caracterizan a los pueblos bretones: Granito, pizarra y hortensias. El nombre de Locronan proviene de Loc Ronan, «el lugar de Ronan», un monje irlandés del siglo VI que se considera su fundador.

Es un pueblo que parece haberse estancado en el tiempo, con sus calles de adoquines, sus antiguos pozos, sus bonitas casas de granito y su singular iglesia. Un lugar de película, que ha sido escenario de varios rodajes cinematográficos.

Locronan, que ver en la Bretaña francesa
Locronan

Su famosa plaza bordeada de casas renacentistas de granito oscuro atrae a muchos visitantes y, a peregrinos que vienen a realizar la Troménie más famosa de Bretaña, una procesión que se celebra en verano cada 6 años y que tiene raíces celtas.

La costa de granito rosa

Cerca de Perros-Guirec, en el noroeste de Côtes-d’Armor, encontrarás un litoral salpicado de rocas y acantilados de granito rosa. Es uno de los paisajes más espectaculares y salvajes de Bretaña y, un lugar geológico único en Francia, que se extiende a lo largo de 15 kilómetros.

La mejor manera de descubrir esta costa es a través del llamado Camino de los Aduaneros (Chemin des Douaniers), de 4 km, que recorre la costa desde la elegante estación balnearia de Perros-Guirec hasta el pueblo de Ploumanac’h, el único del departamento que ha recibido el título de Pueblo más bonito de Francia.

Faro de Mean Ruz en la Costa de Granito Rosa, que ver en la Bretaña francesa
Faro de Mean Ruz en la Costa de Granito Rosa

Durante este recorrido podrás disfrutar de las vistas del mar y de una multitud de islotes deshabitados, así como del relieve de las rocas de granito rosa. Las formas de esas rocas invitan a usar la imaginación para intentar adivinar rostros, siluetas y animales.

A la altura de Ploumanac’h, puedes descansar en la playa de arena del pueblo, salpicada de rocas redondas y rosadas. Y ver el emblemático y fotogénico faro de Mean Ruz. Un faro de piedra roja, que marca la entrada al canal que conduce al puerto de Ploumanac’h, que se encuentra resguardado de las fuertes corrientes. Este lugar es uno de los mejores miradores de Bretaña, para disfrutar de una bonita puesta de sol en la costa.

La Pointe du Raz

Situada en Cap Sizun, en Finistère, la Pointe du Raz (que significa «corriente rápida» en bretón) es el trozo de tierra más remoto de Francia. Un mítico espolón rocoso que marca el final del continente. Un paisaje salvaje que parece el fin del mundo. Es el lugar natural más visitado de la Bretaña francesa y todo un emblema de la región.

Este lugar natural está clasificado como sitio excepcional y es de una belleza salvaje y solitaria. Merece la pena contemplar el espectáculo del mar embravecido, que rompe sobre unos acantilados cortados y desgastados por el agua. La Pointe du Raz está salpicada de un paisaje de páramos y una flora y fauna capaces de sobrevivir a condiciones extremas.

La Pointe du Raz, que ver en la Bretaña francesa
La Pointe du Raz

Cuando llegas al final del camino bordeado de rocas afiladas, no queda nada más que el océano y, desde allí puedes contemplar en la distancia los dos faros de La Vieille y Tévennec de la isla de Sein, que a veces se cubren con una espuma de olas. El espectáculo es siempre impactante.

Cómo llegar a la Bretaña francesa

Llegar a la Bretaña francesa en avión

La forma más rápida de llegar a la Bretaña francesa es en avión, ya que la región cuenta con seis aeropuertos. El aeropuerto de Rennes, el principal aeropuerto bretón, el aeropuerto de Nantes-Atlantique, el aeropuerto de Brest-Bretagne, el aeropuerto de Lorient-Bretagne Sud (en las señales pone «aeropuerto de Lann-Bihoué»), el aeropuerto de Quimper-Bretagne y el aeropuerto de Lannion.

Para encontrar tu vuelo al mejor precio, no dudes en utilizar un comparador de vuelos como Skyscanner.

Llegar a la Bretaña francesa en tren

Por lo demás, Bretaña está muy bien comunicada por tren. Rennes, Saint-Malo, Brest o Quimper tienen estaciones con líneas a toda Francia. Desde París, Lille o Lyon, encontrarás líneas directas a Bretaña.

El TGV París-Rennes te lleva a la capital bretona en aproximadamente 1 hora y 25 minutos. Durante el verano y las vacaciones escolares, hay un tren cada media hora desde París. Algunos trenes continúan hasta Brest (3 horas y 25 minutos el más rápido).

Llegar a la Bretaña francesa en autobús

Por último, es posible llegar a Bretaña en autobús. Hay conexiones de autobús desde muchas ciudades importantes de Francia. Las principales compañías de autobús que llegan hasta la Bretaña francesa son: Blablacar Bus y Flixbus.

Una vez en Bretaña, lo mejor es disponer de un coche para explorar toda esta región a tu ritmo. Si no vas a llegar en coche, lo mejor es que alquiles uno allí. Te aconsejo reservarlo con antelación a través de un buscador, en este enlace puedes entrar al buscador que nosotros utilizamos.

Si te han gustado todos estos lugares que ver en la Bretaña francesa, no te pierdas nuestra recopilación de lugares de Francia imprescindibles:

SUSCRÍBETE A NUESTRA WEB

No te pierdas nuestras novedades - ¡ES GRATIS!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

HOTELES

Busca, compara los precios y reserva en hoteles y apartamentos de toda Francia. Desde alojamientos sencillos, hasta hoteles de lujo.

EXCURSIONES Y TOURS

Reserva una excursión o una visita guiada para completar tu viaje. Aquí tienes las mejores excursiones y tours por toda Francia y en español.

BILLETES DE AVIÓN

Si necesitas reservar un vuelo para tu viaje a Francia, aquí tienes el comparador de tarifas aéreas que nosotros utilizamos, para que obtengas la mejor oferta.

EXPERIENCIAS VIAJERAS

Reserva alguna de las mejores experiencias para descubrir tu nuevo destino en Francia: tours, atracciones, monumentos, visitas guiadas...

FREE TOURS

Para un primer acercamiento a tu nuevo destino, es una buena idea realizar un free tour con un guía local, que te lo mostrará de una forma divertida.

COCHES DE ALQUILER

Si quieres recorrer Francia por tu cuenta, a través de un road trip, aquí tienes el comparador de tarifas de coches de alquiler que a nosotros nos gusta más.