Qué ver en Carcassonne: 15 lugares de una joya medieval de Francia

Descubre qué ver en Carcassonne o Carcasona, uno de los burgos medievales mejor conservados de Europa y una joya única en Francia.

Puede que ya conozcas Carcassonne sin haber estado allí, ya que ha sido escenario de numerosas y famosas películas, como “Juana de Arco”, “Robin Hood” o “Los Visitantes”. Además, es una de las ciudades medievales más grandes de Europa y, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si vas a visitar Carcassonne, capital del departamento de Aude, tienes que saber que te vas a encontrar con dos ciudades separadas por el río Aude.

Carcasona desde el Aude
Carcasona desde el Aude

En lo alto se encuentra La Cité, el burgo primitivo y, abajo, al otro lado del Aude, la Ville Basse o Bastide Saint-Louis, que fue creciendo en el llano cuando desaparecieron las guerras. Esta ciudad baja es, en realidad, la ciudad en la que viven sus habitantes.

Un poco de historia sobre Carcassonne

A esta zona primero llegaron los celtas, que poblaron un castro llamado Carcasso. A continuación, fueron los romanos los que convirtieron este lugar en una plaza fuerte, con la construcción de una muralla de más de un kilómetro, que tenía 30 torres.

Luego, los árabes pusieron las picas en esta plaza, tras conquistar España. Posteriormente se la quitó Pipino el Breve y, pasó a manos feudales, hasta que con la familia de los Trencavel en el siglo XIII Carcasona alcanzó su máximo esplendor. Se convirtió en una ciudadela llena de artistas y juglares, que cantaban sus baladas en una lengua que estaban naciendo denominada langue d’Oc, propia de la Occitania.

Acceso desde la Puerta del Aude, que ver en Carcassonne
Acceso a la ciudadela desde la Puerta del Aude

El Languedoc, nombre que recibió la región de ese habla, fue una tierra abierta y tolerante. Por eso cuajó allí una doctrina que pedía volver a la pureza y sencillez del cristianismo primitivo: la religión cátara o albigense. El rey de Francia y el Papa de Roma combatieron a muerte a los herejes y, hasta organizaron una Cruzada, que dirigió un asesino de alta alcurnia, llamado Simón de Monfort. La ciudad cayó y fue incorporada al reino de Francia.

La Cité fue desmoronándose cuando perdió interés estratégico y, fue prácticamente abandonada por sus vecinos. Si no desapareció del todo fue porque los militares la utilizaron como cuartel.

A mediados del siglo XIX un decreto ordenó demolerla pero, afortunadamente, el novelista Prosper Mérimée y el arquitecto Viollet-le-Duc evitaron su destrucción y emprendieron su restauración.

Casi un tercio de la ciudadela medieval fue inventada por Viollet-le-Duc, pero a cambio de estas licencias, podemos disfrutar de una ciudad medieval de cuento de hadas, que si no llega a ser por él hubiera desaparecido totalmente de la historia. Ahora es uno de los lugares de Francia más bonitos que puedes visitar.

💡 SEGURO DE VIAJE

Siempre ha sido muy importante viajar con seguridad, pero hoy en día disponer de un seguro de viaje es algo totalmente imprescindible. Hay ya muchos países que lo piden para poder entrar, por no hablar de la tranquilidad que proporciona.

Nosotros siempre viajamos con un seguro de MONDO, que ha adaptado sus seguros a la situación actual. Todos los seguros de viaje de MONDO incluyen, además de las coberturas habituales, el gasto de la PCR prescrita por un médico. Los gastos médicos y de prolongación de estancia por cuarentena y, el traslado sanitario y la repatriación en caso de enfermedad por COVID-19.

💥 ¡¡OFERTA!! 💥

📣 NO DEJES PASAR ESTA OPORTUNIDAD. SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE A TRAVÉS DE NUESTRA WEB, TENDRÁS UN 5% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE 📣

Mapa de Carcassonne

Qué ver en Carcassonne

La Cité

Cuando alguien busca qué ver en Carcassonne lo que busca es información de la parte de arriba, de La Cité.

Torres de Carcasona restauradas por Viollet-le-Duc
Torres de Carcasona restauradas por Viollet-le-Duc

Es una fortaleza con doble muralla, torres fortificadas y matacanes, que desde lejos parece salida de un cuento. Impresiona desde cualquier lado por el que uno se acerque a este doble anillo de murallas, con 18 torres en el interior y 26 en el exterior. Es tan impresionante, que La Cité es el tercer lugar más visitado de Francia, después de París y el Mont Saint-Michel.

La Porte Narbonnaise o Puerta de Narbona

Esta puerta fortificada, de finales del siglo XIII, es la principal entrada de la ciudadela y cuenta con un foso y un puente levadizo. Está custodiada por dos enormes torres gemelas, con un espolón de 30 metros de altura, que protege el acceso oriental a la ciudad.

Dama Carcas en la Puerta de Narbona, que ver en Carcassonne
Dama Carcas en la Puerta de Narbona

Frente a la puerta, destaca la escultura de arenisca de la Dama Carcas que vigila la ciudad. La Dama Carcas es la heroína de una leyenda local, que revela el origen fantasioso del nombre Carcassonne. Según la leyenda, ella es la que pudo defender y salvar la ciudad de las tropas de Carlomagno. Descubre en Carcasona la leyenda sobre esta dama.

Las Lizas o Lices

Una vez atravesado el puente levadizo encontrarás las Lices, que es como se conoce el inmenso espacio situado entre las dos murallas que rodean la ciudad, las exteriores y las interiores. Es aquí donde se celebraban los torneos y se practicaba el tiro con arco.

Las Lizas de Carcasona
Las Lizas de Carcasona

Hoy en día, este espacio es una de las cosas que tienes que ver en Carcassonne, ya que te da la oportunidad de admirar la ciudad desde un ángulo diferente y escapar un poco de las multitudes.

Las Murallas

Una de las cosas más importantes que ver en Carcassonne es su muralla. Quedan restos de la muralla galorromana, que construyeron con grandes piedras y ladrillos con forma de herradura. El resto de las murallas pertenecen a la época medieval.

Torres y murallas que ver en Carcassonne
Torres y murallas de Carcassonne

En el siglo XIII se construyó una segunda muralla, con torres redondas, que no tenían techado. Ahora las encontrarás cubiertas con pizarra, debido a la restauración de Viollet-le-Duc.

Las calles de La Cité

Una vez atravesadas la Lizas sólo hay que dejarse llevar desde allí hasta la Porte de l’Aude en el lado opuesto. Estarás en la calle principal, que es un hervidero de gente, donde cuesta dar un paso. Pero puedes desviarte por cualquiera de sus intrincadas callejas y descubrir esta ciudad medieval, con sus placitas solitarias presididas por un pozo, sus adarves y sus casas.

El Gran Pozo de Carcassonne
El Gran Pozo de Carcassonne

Encontrarás de todo, desde un sótano aprovechado para Museo de los Horrores y Torturas de la Inquisición, hasta patios convertidos en terrazas o restaurantes con espectáculo nocturno. Entre las calles de Carcasona también encontrarás una Casa Embrujada (Maison Hantée), una casa del terror en la que disfrutarás pasando miedo.

Tienes que perderte por sus calles y descubrir todos los detalles al azar, sin preguntarte si es original o no.

El Château Comtal o Castillo Condal

Este castillo fue construido en el siglo XII por los Trencavel, vizcondes de Carcassonne. Fue constantemente modificado durante los siglos posteriores, pero todavía encarna la forma de vida de estos poderosos señores feudales. Alcanzó su apogeo en el siglo XII bajo su rica dinastía, cuando trovadores, poetas y eruditos de todo el Mediterráneo eran invitados regularmente al patio del castillo. Se transformó en una ciudadela en 1226.

Se encuentra situado en la cima de una colina con vistas a la Ciudad Baja, este enorme edificio, de 80 metros de largo y 40 metros de ancho, es una verdadera «fortaleza dentro de una fortaleza». Es una de las cosas obligadas que ver en Carcassonne.

Entrada al Castillo Condal que ver en Carcassonne
Entrada al Castillo Condal

El castillo cuenta con un foso seco (nunca hubo un foso con agua en Carcasona), cinco torres y galerías defensivas sobre los muros. Es todo un compendio de defensa militar.

En el primer piso, por el camino de ronda, encontrarás el Museo Lapidario, con fragmentos de piedras y decoraciones originales, vestigios de La Cité y de la región.

En el segundo piso hay una sala de proyección donde podrás ver un documental muy ameno titulado “Sur les traces de La Cité”, que explica durante 10 minutos la historia de la ciudadela, a través de las etapas clave de su restauración.

En el recinto del castillo descubrirás sus patios, camino de ronda y diferentes salas, como la Sala Románica, la Sala de los Arcos, la Sala Gótica o la Sala Abovedada de la Torre del Homenaje, con sus pinturas de finales del siglo XII que representan un combate entre caballeros cristianos y jinetes sarracenos ¡Toda una joya!

NUESTRO CONSEJO

La entrada a La Cité es gratuita, pero para visitar el Castillo Condal hay que pagar una entrada. Como es el monumento histórico más visitado de Carcassonne, a menudo hay una larga cola en la entrada. Para evitar las colas, te aconsejo comprar tus entradas por adelantado directamente en este sitio. No es más caro y disfrutarás al máximo de tu día.

La Basílica de Saint-Nazaire

La antigua catedral de Carcassonne es una joya que recuerda un poco a la Sainte-Chapelle de París, tal como quería el obispo que la mandó construir. Aquí verás la transición del románico al gótico. Destacan sus vidrieras en tonos azulados del siglo XIII y XIV, que son de lo mejor de todo el Midi francés.

Ábside de la Basílica de Saint-Nazaire, Carcasona
Ábside de la Basílica de Saint-Nazaire

Dentro se encuentra la famosa Piedra del Sitio, llamada así por el cerco al que fue sometida la ciudad por los cruzados en el siglo XIII. Tiene una nave en estilo románico, mientras que sus capiteles y sus cruceros son góticos. Hay unas vistas impresionantes desde su torre.

En el lugar en el que se encontraba el claustro de la antigua catedral, se ha instalado el Teatro Jean Deschamps que tiene un aforo de 5.000 espectadores.

Teatro Jean Deschamps de Carcasona
Teatro Jean Deschamps

Aquí tiene lugar cada año el Festival de Carcassonne, en el que se da cita una serie de espectáculos de todo tipo: música, teatro, circo, ópera…

Porte de l’Aude o Puerta del Aude

Otra de las cosas que tienes que ver en Carcassonne es la Puerta del Aude, que encontrarás en el lado opuesto a la Puerta de Narbona. Se encuentra al oeste de la ciudad y ofrece una vista impresionante del río (de ahí su nombre). Está muy bien conservada y ha mantenido su aspecto típicamente medieval. Si eliges esta puerta para acceder a la Ciudad, pasarás por la Montée de la Porte d’Aude, un pintoresco sendero desde el pie de la colina, que te conducirá por el Pont Vieux, la rue Barbacane y la pequeña iglesia Saint-Gimer.

Porte de l'Aude, Carcassonne
Porte de l’Aude

Esta puerta era todo un complejo sistema defensivo, diseñado para impedir el acceso del enemigo. Antes de llegar a la Porte d’Aude, el asaltante tenía que atravesar otras puertas más pequeñas y varias arcadas, que constituían un obstáculo para el asalto. Además, la pendiente que lleva hasta la puerta no es recta y, uno se ve obligado a hacer giros y desvíos para acceder, lo que ralentizaba el asalto y obligaba al enemigo a acercarse a las murallas, con su lado derecho desprotegido por el escudo.

Este ingenioso sistema se puede encontrar en casi todas las partes de La Cité, especialmente en la Torre de Saint Nazaire.

El Pont Vieux

Una vez que hayas visitado La Cité cruza el Pont Vieux, que es el puente antiguo que comunica las dos partes de la ciudad. Este puente medieval era, hasta el siglo XIX, la única forma de acceder a la fortaleza desde la Bastida de San Luis. Es un impresionante puente con 12 arcos y forma parte del Camino de Santiago. Ahora también es un puesto de observación ideal desde el que puedes ver la Cité e incluso los Pirineos en un día claro. Además, por la noche, su iluminación hace que el puente sea aún más fascinante.

Pont Vieux, Carcassonne
Pont Vieux

Si quieres ir a la ciudad en coche, tendrás que ir por el Puente Nuevo o Pont-Neuf, situado justo al lado.

La Bastida de San Luis o Ville Basse

La Bastide Saint-Louis es como se denomina a la ciudad moderna, que fue mandada construir por Luis IX de Francia, conocido como San Luis, en 1260. La ciudad se desarrolló comercialmente a través de la producción y exportación de telas de lana y suplantó a la Cité a lo largo de los siglos. Esta ciudad medieval fortificada está ordenada según un característico plan de damero, que consiste en estrechas calles que se cruzan en ángulo recto, centradas alrededor de la Place Carnot.

Aunque muchos visitantes la dejan de lado, creo que también es una de las cosas que hay que ver en Carcassonne, para tener una visión de conjunto de la ciudad.

Por la Bastide St-Louis pasa el Canal du Midi, te aconsejo cruzar el puente del canal junto a la esclusa oval y pasear por el Jardín Chémier para seguir por la rue Clemenceau, que conduce a la Place Carnot.

Place Carnot

La Plaza Carnot es otro de los lugares que tienes que ver en Carcassonne, ya que es la plaza central y el corazón de la Bastida. Es una agradable zona peatonal bordeada de bonitos edificios burgueses, plátanos, terrazas de cafés y restaurantes. En el centro de la plaza, hay una fuente monumental dedicada a Neptuno.

Place Carnot, Carcassonne
Place Carnot

Es el lugar más animado de la Bastida y un verdadero lugar de encuentro. Es aquí donde se instala el mercado los martes, jueves y sábados por la mañana (fruta, verdura, queso, vino…). Durante las vacaciones de Navidad, la plaza se transforma en una gran pista de patinaje sobre hielo.

Mansiones burguesas

Hay varios edificios de interés dentro de la Bastida de San Luis, vestigios de la época floreciente de la venta de paños de Carcassonne y testigos de su rico pasado comercial.

La mayoría se encuentran en la calle Aimé Ramond. Entre ellos destacan:

La Maison du Senechal o Casa del Senescal

Que parece ser que es la casa más antigua de la ciudad baja. Es la única casa que se salvó cuando la ciudad fue destruida por el Príncipe Negro. Conserva una bonita fachada del siglo XIV.

El Hôtel de Murat

Un edificio del siglo XVII, que perteneció hasta la Revolución Francesa a una familia de magistrados de apellido Murat. Hoy es la sede de la Cámara de Comercio e Industria.

El Hôtel de Rolland

Es la sede del Ayuntamiento y es una buena muestra de la arquitectura del siglo XVIII, con sus suntuosas escaleras y sus decoraciones esculpidas en la puerta de entrada.

Hôtel Rolland, Bastide Saint-Louis, Carcassonne
Hôtel Rolland

Maison des Mémoires

En la plaza Carnot, se encuentra la Casa de las Memorias, una bonita mansión del siglo XVIII en la que se instaló en 1924 el escritor y poeta ilustre Joë Bousquet. Paralizado y postrado en cama tras una lesión durante la Primera Guerra Mundial, no salió de su habitación durante los últimos 25 años de su vida. Atraído sobre todo por los surrealistas, recibió en su habitación a muchos de los principales artistas e intelectuales de la época, incluyendo a Dalí, Max Ernst, Louis Aragon, Simone Weil y Paul Valery.

En la casa hay una exposición permanente sobre la vida y la obra de Joë Bousquet. Dos grandes salones con magníficos techos pintados y murales del siglo XVII acogen exposiciones permanentes de pintura y literatura, así como exposiciones temporales que cambian cada mes, relacionadas con el patrimonio cultural de la región.

Catedral de Saint-Michel

Construida en el siglo XIII, de estilo gótico languedociano. Durante siglos fue una iglesia más de la Bastida de San Luis, pero en el siglo XIX se le transfirió la sede episcopal que tenía la Catedral de Saint-Nazaire y, pasó a ser la catedral de Carcassonne.

Catedral de Saint-Michel, Carcasona
Catedral de Saint-Michel

En ese momento se le encomendó su restauración a Violet-le-Duc, para adecuarla a su nueva función.

Canal du Midi

Es otro de los lugares Patrimonio de la Humanidad que tienes que ver en Carcassonne. Fue construido en el siglo XVII por Pierre-Paul Riquet para unir el Atlántico y el Mediterráneo.

Se puede recorrer en bicicleta por sus antiguos caminos de sirga o a través de un crucero comentado. En este caso, las salidas se realizan desde el puerto del Canal du Midi, al norte de la Bastida Saint-Louis, cerca de la estación de Carcasona.

Hay varias agencias que ofrecen diferentes tipos de cruceros en el Canal du Midi. La duración de estos cruceros va desde la hora y media a las dos horas y los precios oscilan entre los 8 y los 10 euros. Se organizan varias salidas durante el día.

Canal du Midi en Carcassonne
Canal du Midi

También tienes la posibilidad de alquilar un barco para navegar por el canal a tu aire.

Cómo llegar a Carcassonne

Si vas a viajar a Carcassonne desde España, la forma más cómoda de llegar es en coche, ya que se encuentra en el sur de Francia, relativamente cerca de la frontera con España. Se encuentra entre las localidades de Narbona y Toulouse, a 149 km de La Jonquera y a 418 de Hendaya.

Si quieres viajar en avión, podrás hacerlo hasta el aeropuerto de Toulouse. Desde allí, puedes alquilar un coche, o puedes ir en tren desde la Estación Central de Toulouse (Matabiau) hasta Carcassonne, que suele tardar unos 45 minutos. Desde este enlace puedes comprar el billete de tren para ir a Carcasona.

Si no quieres liarte buscando trenes o autobuses desde Toulouse, una buena idea es apuntarte a alguna excursión organizada que te lleve desde allí hasta Carcassonne. Echa un vistazo a esta:

Excursión de un día a Carcassonne desde Toulouse

Desde España también puedes llegar en tren de alta velocidad, en este caso si partes desde Madrid deberás hacer transbordo en Barcelona. Desde Barcelona el tren llega a Carcassonne en unas 2 horas y media.

Dónde dormir en Carcassonne

Si buscas un lugar para alojarte en Carcassonne, ya sea con tu familia, pareja o en un viaje en solitario, seguro que encuentras lo que buscas en esta selección de los mejores alojamientos.

El 514 Appart Hôtel

Se encuentra situado a 300 metros de la ciudadela medieval. El 514 Appart Hôtel dispone de apartamentos modernos y completamente equipados desde 80 euros por noche, desayuno a 10 euros. Las ventajas: ubicación geográfica, aparcamiento privado gratuito, instalaciones y cama cómoda.

NUESTRA RECOMENDACIÓN PARA DORMIR EN CARCASSONNE

El Hôtel du Pont Vieux está situado a los pies de la fortaleza de Carcassonne, en un magnífico edificio del siglo XVIII. Dispone de cálidas habitaciones dobles desde 100 euros por noche, desayuno a 11 euros. Sus ventajas: su situación entre la ciudad y la Bastide Saint-Louis, el desayuno se hace con productos locales, los buenos consejos del personal para las visitas y los restaurantes. Es nuestro favorito por su relación calidad-precio

Loft Spa-Côté Château

Se encuentra situado a 10 minutos a pie de la ciudadela. El Loft Spa-Côté Château está magníficamente decorado con una cocina totalmente equipada desde 150 euros por noche. El plus: el jacuzzi exterior y la terraza, la cuidada decoración y la tranquilidad. Esta es la mejor opción si buscas un apartamento para visitar Carcassonne en pareja.

Hotel Restaurante Le Parc Franck Putelat

Situado a 500 metros de la fortaleza medieval.  El Hotel Restaurante Le Parc Franck Putelat cuenta con amplias y luminosas habitaciones dobles con muebles de diseño desde 200 euros por noche, el desayuno a 25 euros. Las ventajas: hotel de alta gama, habitaciones muy cómodas, excelente desayuno. Su restaurante con sus dos estrellas Michelin es una visita obligada. Esta es nuestra recomendación para una estancia de lujo en Carcassonne.

¿Cuánto se tarda en visitar Carcassonne?

La visita a La Cité te llevará un día entero, así que si quieres completar la visita con la Bastida de San Luis, lo mejor es dedicarle, al menos, dos días.

Paseo por las Lices de Carcassonne
Paseo por las Lices de Carcassonne

En los alrededores de Carcassonne hay muchas cosas para ver y hacer, por lo que puedes dedicar unos 5 días para recorrer la zona.

Si vas a ver Carcassonne el 14 de julio, no te pierdas el espectáculo de fuegos artificiales de la ciudad, que es uno de los más famosos de Francia, así que lo mejor es que hagas noche allí.

Aparcar en Carcassonne

En la ciudadela de Carcassonne los coches están prohibidos, por lo que tendrás que dejarlo en los aparcamientos que hay fuera. Junto a la Porte Narbonnaise, que es la puerta principal, hay dos parkings y junto a la Porte d’Aude, hay otro más. Aunque estos son los parkings más caros, cuenta con pagar  8€ durante las 2 primeras horas y a partir de ahí la tarifa se reduce a 0,50€ cada 45 minutos. Estos parkings son gratuitos de 20:00h a 8:00h.

También puedes dejar tu coche en la Bastida Saint-Louis. El aparcamiento en superficie del centro de la ciudad baja está regulado, con 3 zonas diferentes: la verde clara, verde oscura y naranja. Aunque en estas zonas la tarifa es mucho más barata, tanto en la verde clara como en la naranja, el estacionamiento está limitado a 2 horas y, en la verde oscura a 5 horas.

Otra opción son los aparcamientos subterráneos de la Plaza Gambetta, André Chénier y Jacobins. Los 30 primeros minutos son gratuitos, cada hora y 15 minutos cuesta 1€ y la tarifa para 24 horas son 7€. Te recomiendo el de la Plaza Gambetta que está situado junto al Pont Neuf, en la parte baja de la ciudad. Desde allí, la entrada a la ciudad a través de la Porte Narbonnaise, se encuentra a sólo diez minutos andando y durante el paseo podrás disfrutar de la visión del conjunto de la ciudadela.

Aquí puedes descargar un mapa con los aparcamientos disponibles en Carcasona.

Otros lugares imprescindibles de Occitania

SUSCRÍBETE A NUESTRA WEB

No te pierdas nuestras novedades - ¡ES GRATIS!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

HOTELES

Busca, compara los precios y reserva en hoteles y apartamentos de toda Francia. Desde alojamientos sencillos, hasta hoteles de lujo.

EXCURSIONES Y TOURS

Reserva una excursión o una visita guiada para completar tu viaje. Aquí tienes las mejores excursiones y tours por toda Francia y en español.

BILLETES DE AVIÓN

Si necesitas reservar un vuelo para tu viaje a Francia, aquí tienes el comparador de tarifas aéreas que nosotros utilizamos, para que obtengas la mejor oferta.

EXPERIENCIAS VIAJERAS

Reserva alguna de las mejores experiencias para descubrir tu nuevo destino en Francia: tours, atracciones, monumentos, visitas guiadas...

FREE TOURS

Para un primer acercamiento a tu nuevo destino, es una buena idea realizar un free tour con un guía local, que te lo mostrará de una forma divertida.

COCHES DE ALQUILER

Si quieres recorrer Francia por tu cuenta, a través de un road trip, aquí tienes el comparador de tarifas de coches de alquiler que a nosotros nos gusta más.